Soltar tu pasado doloroso mejora tu vida

Muchas personas me cuentan de su dificultad para superar eventos dolorosos del pasado. Eso dificulta el sentirse en paz o las relaciones con las personas con quienes vivieron esas experiencias. ¿Es difícil para ti perdonar? Entonces sigue leyendo.


Somos jueces severos

Así como somos muy duros con nosotros y nuestros errores, nos comportamos con los demás, siendo muchas veces implacables ante alguien que nos lastimó. Claro que una traición, una ofensa o maltrato duele, pero en este artículo me gustaría ayudarte a mirar tus experiencias bajo otra luz.

¿Te ha ocurrido que ante una discusión, tu mente te regresa una y otra vez a ese evento? Pareciera que tu mente te domina y sin darte cuenta estás repitiendo por ejemplo que tú tienes la razón, que la otra persona es mala y te quedas regodeándote, resintiendo (es decir sintiendo de nuevo) esa mala experiencia.

Vivir constantemente en el pasado, sólo hace que nos sintamos mal. Al recrear esos eventos dolorosos, nosotros mismos estamos jugando nuestra en contra.


Cada quien hace lo mejor que puede.

Este grupo de artículos que estoy haciendo, son un seriado que habla del modelo del Proyecto Integral de Autoestima.

El artículo pasado abordó el recordar que somos inocentes. (Abajo te lo dejaré) Si bien cometimos errores, hicimos lo mejor que pudimos de acuerdo a la información, educación y consciencia que teníamos en ese momento.

Pues así mismo son los demás. Las personas viven de acuerdo a sus historias y sistemas de creencias. Al igual que tú, están buscando ser felices y sentirse amados.

Seguro que si miras tu comportamiento, lastimaste a un ser querido con una palabra inoportuna, una fuerte reacción o ignorar alguna de sus necesidades. Entonces si pudieras salir de tus emociones de dolor o rabia por un momento, podrías darte cuenta que la otra persona tal vez no tuvo la intención de dañarte.


Te perdono, el 4to punto del PIA.

Para ser verdaderamente felices necesitamos soltar el pasado y para esto necesitamos perdonar. Sin embargo, debemos tener claro que el perdón no es una absolución para la otra persona, es más bien un acto de consciencia tuyo que decides encontrar y elegir la paz sobre tus experiencias pasadas.

Cuando perdonas, ya no deseas ni venganza, ni quieres seguir culpando a la otra persona sobre lo sucedido. Por el contrario, te liberas y liberas a la otra persona de ese pasado. Eso significa que aunque recuerdes los eventos, ya no tienen una carga emocional.

Cada punto de este Proyecto Integral de Autoestima tiene un reto, una mala interpretación de lo que se plantea. El desafío de este punto es que no seas honesto emocionalmente. Es decir que pretendas que lo ocurrido es pasado y no tienes la valentía de decirle a la persona que sus palabras o acciones te lastimaron.

Otro tema muy importante a este respecto es si quieres continuar con la relación o no. Hay personas que son muy queridas para ti y decides perdonar y darle continuidad a la relación. Ojalá que hablen honestamente sobre lo sucedido y puedan llegar a nuevos acuerdos que hagan que la relación crezca.

Pero hay otras relaciones que va están vencidas, o lo que ocurrió es demasiado para ti y no quieres seguir manteniendo contacto con la persona. Un robo de un empleado por ejemplo, hace que ya no confíes en la persona y no quieres tenerla en tu casa o tu oficina. Sin embargo, soltar ese pasado, sentir paz con respecto a la persona, te hará bien.

 

¿Cómo puedo soltar el pasado?

En párrafos anteriores señalé que la clave está en perdonar, que de hecho es el punto de este maravilloso modelo del PIA.

Ahora, a veces no sabemos cómo hacerlo. Por ello te dejo un artículo que es un trabajo fundamental de perdón, con un par de ejercicios que te ayudarán a llegar a esa reconciliación con el pasado. Por favor recuerda que este es un trabajo emocional, el perdón no viene de la cabeza, sino del corazón, por tanto vas a tener que atravesar algunas emociones antes de dejarlas ir completamente. Otra cosa importante de este ejercicio, sobre todo si vas a continuar la relación, es que le entregues la versión final de la carta a la persona con quien tuviste el incidente.

Antes de hacerlo, pídele apoyo a alguien para que la lea y así te asegures que es una carta de amor y reconciliación y no una donde juzgas o culpas.

Perdonar para cerrar ciclos y crear algo mejor

 

Domina tu mente una vez que eliges soltar el pasado.

Cuando una persona es importante para ti y te ha herido, ese evento puede venir a tu mente una y otra vez. Si has decidido que quieres perdonar y dejar atrás ese pasado, es preciso que te des cuenta que tú dominas tu mente, así que te dices: elijo perdonar y continuar. Luego eliges con consciencia un recuerdo grato o alguna cualidad que admires de esa persona.

Finalmente es importante entender que dejar atrás el pasado es un proceso, que viene de una decisión tuya: querer sentirte en paz y libre de resentimientos. Así que si bien puedes reconocer que la persona es inocente, aunque se haya equivocado, respeta el tiempo que necesites para regresar a mirar a estar persona con amor.

Recuerda, eres inocente, el otro es inocente, sólo necesitas aclarar la situación y dejar atrás ese pasado. Un presente maravilloso de armonía espera por ti.

 

Nota: Para artículos sobre este y otros temas de la misma autora, también puedes
visitar https://carlaacebeydesanchez.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram