La Decisión de Estar

La decisión de estar presente en mi vida, estar presente de verdad es algo que cambia de forma definitiva el sentir y los resultados que veo. ¿Cuántas veces decidimos no estar en nuestras vidas? ¿Cuántas veces decidimos estar donde no somos libres o donde nos sentimos usados o maltratados? ¿Y cuánto tiempo decidimos quedarnos allí?  ¿No es eso estar ausentes de nosotros mismos?

Estas preguntas no son para nada inocentes, tienen en verdad una intención reflexiva de gran calibre. Y es que mucho de lo que vivimos y experimentamos como con desagrado o malo pasa por la decisión de no estar presente y de no hacerme responsable por mi vida, por mis resultados.

Y si esto es una decisión, pues solo yo puedo decidir distinto, les cuento algunas de las cosas que yo mismo viví. Mi primer matrimonio fue para el mundo casi perfecto y yo actúe por mucho tiempo como que si así fuera, y es que nadie sabe lo que pasa en una relación a menos que forme parte de ella. Y dentro de esa relación me sentía, poco valorado, con falta de interés por mí y mis cosas… y sobre todo me sentía incapaz de hacer cambiar las cosas y lograr cosas por mi mismo. Ahora sé que mi ex-esposa no tenia nada que ver con lo que yo sentía, pero en mi irresponsabilidad pensaba que era ella la que me hacia sentir inferior, que me daba poco valor.

En otras relaciones me sentí incluso mucho peor, pues cuando uno no aprende la lección tiene que elegir un mejor maestro y eso fue lo que conseguí con las siguientes relaciones. Maestras en el reflejo de lo que yo sentía por mí mismo, me sentía maltratado, abandonado y poco valorado, incluso despreciado. Cosas que definitivamente eran mías y solo mías y ellas solo estaban allí para mostrármelo, hoy aprovecho este articulo para agradecer sus regalos.

Y lo que mas me llama la atención es la cantidad de tiempo que decidí estar en esas situaciones en las que decidía no sentirme bien, 24 años, 4 años y luego 4 años más…. ¿Será que soy lento para aprender? ¿O es que aprendo rápido y decido lento? El que dirán, el miedo al cambio y sobre todo no hacerme responsable de mis decisiones me llevaron a retrasar acciones que estoy seguro de que cambiaron mi vida y me llevaron al camino donde hoy estoy, que me ha servido y que comparto a quienes les interese como medio para vivir en paz.

¿Pero cómo es eso de estar? Estar presente es la única forma de vivir, y eso se experimenta estando donde se esta y con quien se está. Pero sobre todo es tener la conciencia de que tu mismo estés contigo, de tener presente que tus pensamientos y tus sentimientos son tus únicos y verdaderos bienes, pues el resto es puro reflejo de esto que piensas y sientes.

Tanto a mis parejas anteriores como a mis padres, les resentía que no estaban presentes en mi vida, que no me prestaban atención suficiente. Cuando vi que esto era recurrente y me di cuenta de que era yo el que no estaba presente en mí mismo y decidí darme yo lo que le reclamaba a todos, mi sentir cambio y me siento pleno estando conmigo, me siento acompañado en cada día por mí y aprendí que estar presente es estar vivo.

Con esta elección de estar presente, de vivir conectados con nosotros mismos al 100%, 24 horas al día, siendo responsable de cada pensamiento y cada sentimiento, estamos en plena libertad, sintonizados con la vida y con la existencia misma, viviendo el cielo que Dios me ofrece en la tierra

Toma la decisión de estar presente, síguenos y comparte con nosotros.

Por: Luis Chacín

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram